Nuestra Cima



Imagen de la red



Las rosas se aromatizan con tus besos.

El corazón gime, grita y se purifica con armonía.

El alma milimétricamente acaricia.

Tus dedos son pura gelatina...
Tus ojos dibujan un río de agua pura y cristalina...
Tu cuerpo se moja y baña en cada meandro. 

Y ya en el hálito de la vida
abrazamos las nubes en nuestra cima.


Quino © 2017
Derechos Reservados.