Esencia de verano



Imagen de la red

Las rosas
se enhebran con tus besos,
el corazón   
riega y palpita
entre sístole y diástole.
El alma acaricia y titila
tus dedos en pura gelatina.

Tus ojos dibujan
girasoles y recovecos
como tu cuerpo
afina acordes de guitarra.
Así es el hálito de la vida
donde las nubes
son nómadas que transitan
o rozan en bruma las cimas.

¿Qué más quieres vida mía?
-un mágico fuego-
la hora del albor
o  ¿mi intensidad de ciego?
_ciego en la oscuridad_
oscuridad que es mi hermana
al percibir colores más intensos...
-Flores y pétalos que se entreabren-
donde se posan las abejas
en el polen más cosmopolita
o como se revisten
de cera las gabarras.


 Quino © 2017
Derechos Reservados.