Complicidad





Imagen de la red



Si
mi casa
es tu casa,
mi boca tu boca,
mis ojos tus ojos;
si
el cuenco
de mi mano
esculpe en ti una rosa
¿No tendré que ver primero,
si el jarrón de barro tiene agua
y puedo regar palabras
con caricias y esmero?
¿Acaso
te perturba
ser golondrina?
Creo
que no…
Es más bien
tu sutileza  la que permite, amiga
que uno forme parte del otro
y el otro del uno;
si demostramos
que con el roce nace el cariño,
la ternura intimidad
y la fidelidad,  complicidad.


Quino ©
Derechos Reservados