ODA A MI PADRE




Imagen de mi padre, Sabino



Cuantos recuerdos se me vienen a la mente 

cada vez que visualizo tu figura, padre mío, 
cuanta falta me haces, cuando pienso 
en todos esos momentos en que tú y yo fuimos uno.
Me quedo en silencio, como atascado 
en un rincón de mi vida de la cual no veo salida; 
a veces con la mirada perdida, 
otras con lágrimas en mis ojos, 
pienso en que la vida es muy cruel y vengativa.
Tú mi papá, un hombre como tantos, 
tan sencillo y humilde, deberías estar aquí gozando de la vida. 
Explicarme con tus palabras sabias 
como buscar el camino de la vida. 
Como tratar a las personas…
Como ser autosuficiente y ver el jardín como una alfombra. 
Las huertas siempre floridas con sus cosechas 
y mamá esperando por ti para almorzar o cenar. 
En fin, estás en lo más alto –el cielo-.
Ahora, ya no estás, te has ido hace diez años; 
el vacío y la tristeza en mi corazón 
serán insuficientes en tu ausencia. 
Te amé papá por lo que eras, 
Una persona admirable, social y obrera…
Donde la empatía era un nexo común -como piña-
y cuando lo pasábamos alegres, -un día de madrugada- 
alzaste la mirada al Supremo y te fuiste de esta vida terrenal. 
Pero tu alma está conmigo, cada vez que mi mente 
piensa en ti y sobre todo cuando reposo cada noche en mi cama. 
Tuvimos poco tiempo para conocernos 
como padre e hijo e hijo y padre en familia;
la emigración, los diversos lugares, las vicisitudes 
y cuando en nuestras caminatas de senderismo 
hablábamos como compañeros, pude ver lo maravilloso que eras.
Podías estallar de dolor, tener problemas económicos, 
que nunca lo reflejabas, ni manifestabas 
y así hasta trabajar más de lo que pensabas. 
Has hecho más de lo que debías, papá.
Siempre estarás en mi corazón y aunque tu cuerpo 
forme parte de un panteón de nuestro pueblo nativo.
Hoy doy gracias a Dios y a la persona que me acompaña 
para decirte que nunca te olvido, para expresarte mi cariño. 
Te quiero y te amo como nunca lo pensé. 
Tu vida, tu filosofía, tu educación 
y tus sabias frases orientan la estela 
de esa intensa estrella que brilla y me guía, cada día.



Quino© 19/03/2015
Derechos Reservados.