LUCEROS DEL ALBA




Imagen de la red



Te
regalo
mi noche,
las huellas
de mi alma.
Puente
flotante de alas.

Ni
siquiera
una frontera
de medidas
y barreras
me impedirán
estar contigo.

Si
el sol
se hace niño 
y  la luna
esconde su brillo.
Transita
y garbea en un suspiro.

Que
cuando te canses
mis hombros
serán tu alcoba
y las sábanas
luceros del alba.

Quino © 12/11/2014
Derechos Reservados