DENSIDAD DE LOS SUEÑOS



Imagen de la red



Los sueños son como el vino.  Embriagan hasta el punto de perder la cordura,  eliminan las inhibiciones del cuerpo y los tormentos del alma. Son un escape momentáneo a la monotonía del tiempo en noches estrelladas,  con lunas vestidas de plata. Los sueños son una efímera perspectiva de lo que podría ser y no es; de eso que se anhela y no se puede tener;  abren las puertas de lo oscuro del ser,  dejando volar libremente los más repugnantes y profundos deseos del alma… Y se cae en la más oscura depresión, ya que en ese momento,  la vida pierde sentido y las noches comienzan a oler a vino,  embriagando la razón en la densidad de los sentimientos...


Quino©
Derechos Reservados