LLAMAS IMPACIENTES




IMAGEN DE LA RED



Cruzo 
el puente 
de tu espalda 
con las yemas 
de mis dedos 
que 
me llevan 
a tu vientre, 
palpitante...
Pastoreo 
por él 
bajando y subiendo 
en una subida 
atrevida…
Alcanzo 
el horizonte 
de tu boca 
que 
gime con descaro, 
alentando mi instinto, 
a coronar 
la cúspide de tu deseo 
para 
diluirme contigo;
e invitar
a la lujuria 
que 
espera impaciente 
su turno. 
Surcar 
el infierno 
con las alas abiertas 
de este fuego 
que 
nos quema por dentro.


Quino © 21/10/2014

Derechos Reservados