CREA TU ALMA GEMELA






No poseo denominación,
nombre ni años,
ni cara ni torso definidos.
 ¡¡¡Tienes que elegirlos tú!!!
Plásmalos en tu razón
y acarícialos dentro de tu alma.
Declara un nombre en tu boca,
armoniza mi edad en lo infinito,
moldea mi faz con el cincel de tus pupilas,
modela mi cuerpo con tus dedos.
Y grita mi nombre indecible,
conjuga mi edad eterna,
atísbame con tus ojos llenos de deseo,
configúrame en las peras excelsas de tu pecho.
Ese nombre es para ti y para mí.
Si me llamas por él, no eleves la voz…
… evoca que se pronuncia
como un susurro... un suspiro.



Quino ©
Derechos Reservados