Agapormis






Imagen de la red


Acaricia mi pecho desde el sueño, 
tatúa tus labios en mi mirada;
traza con tu pupila la sonrisa…
Fija tu cuenco en mis manos,
riega mi boca de lava
y te donaré unos agapormis
que besarán tus labios
desde la sublime sima
hasta la lumbre más viva .

Quino ©
Derechos Reservados