Sonido y Deseo







 Una orilla...
una malla,
unos cabellos de nácar
de luz y láminas de espuma.
Va tu forma en el agua
surgiendo.

El tornasol de las olas
dora y baña
de topacios amatistas,
tu cuerpo y tus brazos
como escarlatas...
tonos...
timbres...
tintas...
tactos y textos,
como si fueras
una página te miro;
te miro con múltiples
reflejos, cósmica,
besos y abrazos
como estriadas estelas
que titilan palpitaciones.

Y te veo volver
hacia la orilla
“diosa del sol y sal”
en brotes lentos;
Mientras tu cuerpo y el mar
son una misma sucesión
de sonido y deseo.

Quino ©
Derechos Reservados