Aforismo








Nuestra imaginación
es una fuente inagotable...
de pensamientos, lógica,
dogmas, ilusiones, ideales;
es el don del verso…
el don de la paciencia,
el don de la entrega.
La llama que corona
nuestras sienes
-al igual que dos amantes en uno-
se miran en la tierra
y elevan sus ojos al cielo.

Safe Creative #1205081606779

Quino ©