OcaSo






Llega el ocaso y pinta mi cielo, 
aplica un naranja espectacular, 
usa una guinda y un rojo ciruelo 
y ahuyenta a mi dios secular. 

Que las olas laven su tinte 
y la espuma le estampe corales, 
que el mar al ocaso despinte 
y le tiña de azules triunfales. 

El azul al naranja disuelve, 
mas el cielo al azul no acuna. 
Como no hay cielo, mi Sol no vuelve
y en su lugar aparece la Luna.

Safe Creative #1106139453843

Quino ©