AcéMila Al AnoCheCeR



Imagen de red.


No siendo más que una acémila...
en ocasiones falto de juicio
como sello de naturaleza animal
sin embargo me quieres y amas.
Lo manifiestas en cada visita a mi morada,
y me recuerdas cada día al alba
lo impetuoso, lo insensato
que al anochecer, soy...

¡¡No lo puedo evitar!!

Siento percutir tu lengua
en la comisura de mi boca,
invitas mis labios a entreabrirse
y cuando se sumergen...,
mis instintos se avivan.
Tus garras aniquilan mi piel…
tus colmillos retan mis hombros,
a mordiscos asedias mi cuello,
y mar adentro sin dolor lo mudas
en lagos de sensualidad.

Juegas tu lengua conmigo,
-cautivadora alimaña-,
erudita de los misterios de las lobas,
te muestras sensible, dócil, flexible,
 a sabiendas de que me excitas aún mas,
azuzas lozanía y lujuria ,
erupcionas lava con tu jerga;
 colmas mi boca,
alquimia devastadora…

Te cazaré entre las sábanas,
 y almorzaré tu corazón.

 Safe Creative #1111090482382

Quino